Desde el inicio de este curso, contamos en nuestro Colegio con un desfibrilador. De ese modo, el pasado jueves por la tarde, nuestro claustro en se formó en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Es una técnica muy útil para salvar vidas en muchas emergencias, entre ellas, un ataque cardíaco o cuasi ahogamiento, cuando se detienen la respiración o los latidos del corazón de una persona. También conocimos como utilizar el desfibrilador del que disponemos en nuestro Centro.

Una formación muy útil ante posibles situaciones que requieran de su uso.